[Medios Regionales] Ana María Salinas - Peligro de sectas religiosas

EL PELIGRO DE LAS SECTAS RELIGIOSAS

Este martes fue detenida Natalia Guerra, madre del bebé sacrificado por Ramón Castillo, conocido como “Antares de la Luz”, en un ritual de la “secta de Colliguay”; en 2012. Ella fue condenada por el delito de parricidio en el año 2017, junto a otras cinco personas involucradas. El tiempo prófuga, confirma su lucidez y su capacidad de autodeterminación.

Hoy, la falta de sentido existencial y la ausencia de ideologías predominantes, nos llama a estar atentos a los factores de riesgo asociados a la ocurrencia de hechos violentos en el contexto de sectas religiosas, pues todo indica que se trata de un fenómeno social que llegó para quedarse.

Es necesario estar alerta a la presencia de un líder mesiánico, un ser humano, considerado como divino, que tiene una misión especial que sólo él/ella puede realizar; la psiquiatría clasifica a estos líderes como personas con patologías mentales complejas, siendo diagnósticos comunes la psicosis con delirios de grandeza -que implica pérdida de la conexión con la realidad- y el trastorno narcisista grave con conductas psicopáticas. La obediencia incondicional, esto es, la disposición sin oposición a exponerse y a exponer a otros al daño, abuso e incluso a la muerte. Aspectos contextuales que generan las condiciones gatillantes a nivel individual y/o grupal.

Se deben diseñar e implementar estrategias educativas para informar a la comunidad los peligros que representan los sistemas religiosos que utilizan técnicas de manipulación psicológica para inhibir el juicio crítico, de lo contrario, tendremos otros “Antares” y más víctimas.

Ana María Salinas M.
Directora
Servicio de Psicología Integral
Psicología
Universidad del Desarrollo

 

Esta columna de opinión fue publicada en los siguientes medios:

El Llanquihue de Puerto Montt
El Mercurio de Calama
La Discusión de Chillán

Compartir