¿Hasta qué punto nos gusta la diversidad?- Carta al director de Fabiola Melo

Estimado director,

A raíz del caso del niño con diagnóstico de síndrome de Asperger denunciado en la prensa argentina, donde los apoderados celebraron su cambio de curso, es que quiero volver a las bases de la inclusión y sus dilemas éticos.

La premisa básica de este nuevo paradigma en educación es que todas y todos tenemos derecho a aprender y educarnos considerando nuestra diversidad como seres humanos. Creo que en esta época ya nadie tendría argumentos suficientes para negar esta realidad. Sin embargo, los problemas comienzan cuando tratamos de llevarlo a la práctica y en especial, a nuestras salas de clases. ¿Hasta qué punto los seres humanos somos capaces de incluirnos?, ¿Hasta qué punto nos gusta la diversidad? y ¿Hasta qué punto la educación es para todas y todos?

Aún cuando estemos todos de acuerdo en que la diversidad es valiosa y que el contacto con otros diferentes nos hace crecer, cuando nos enfrentamos a la demanda de convivir todos juntos, comienzan a surgir más fuertemente nuestras necesidades individuales. El caso de este niño en Argentina, no hace más que poner en relieve los dilemas éticos de cuidar los intereses y necesidades de todos. La inclusión viene a erradicar de raíz nuestros prejuicios y temores. Nos entrega la oportunidad de conocer al otro y a mí mismo, en un constante proceso de reconocer mis propias capacidades y limitaciones. No podemos crear una escuela inclusiva, si nuestra primera respuesta ante una dificultad o desafío es nuevamente la segregación. La verdadera inclusión pasa por hacernos cargos de las diferencias que todos tenemos y relevar todos nuestros recursos para hacer de ellas un espacio de crecimiento y reconocimiento mutuo, un espacio de desarrollo personal y de aprendizaje.

Al menos, la buena noticia es que estas prácticas cada vez nos hacen más ruido y podemos reconocerlas como actos discriminatorios.

Fabiola Melo A.
Psicóloga educacional
Coordinadora Magíster Psicología Educacional (MPE)
Universidad del Desarrollo

Compartir