Alumnos del Diplomado Mindfulness tuvieron primer acercamiento a la práctica de atención plena

El viernes 24 de mayo iniciaron con gran éxito las clases del Diplomado “Mindfulness: la mente como herramienta de trabajo y autocuidado” impartido por la Facultad de Psicología de la Universidad del Desarrollo.

Con gran entusiasmo se dio inicio a la primera clase del diplomado Mindfullnes, ocasión en la que 14 alumnos fueron recibidos por su directora, Francesca Nilo, psicóloga e instructora de meditación mindfulness desde el año 2006, quien introdujo las primeras técnicas de aprendizaje sobre la técnica de autocuidado.

“Muchas veces nuestra mente nos lleva a no estar en el momento presente porque uno piensa tanto y es algo que la mente hace, el producir pensamientos una y otra vez. El problema surge cuando uno se queda estancado con los pensamientos y se pierde de estar aquí y ahora”, explicó la directora.

De esta manera, el diplomado busca introducir la técnica de la meditación Mindfulness – palabra norteamericana que significa “atención plena”– para profundizar procesos de auto conocimiento y promover aspectos relacionados con el auto cuidado, y potenciar el trabajo a través del fortalecimiento de los vínculos profesionales por medio de esta práctica.

“La mente como herramienta de trabajo y autocuidado se refiere a que al mismo tiempo nuestra mente tiene la capacidad de ser consciente de sí y eso nos posibilita el poder cuidarnos, de poder saber si estamos cansados, apurados, contentos, tristes, etc. Y asimismo, es tener conciencia de cómo lo vamos aplicar en los trabajos, el poder percibir al otro el poder estar abierto al otro”, señaló Francesca.

El diplomado consta de dos partes, una trata sobre aprender a sincronizar cuerpo y mente, para que los alumnos puedan saber en qué están personalmente, y una segunda en relación a cómo se encuentran con el otro y como pueden estar en sus trabajo con el otro.

“Se llama sincronizar cuerpo y mente el poder estar donde uno está, y esto es algo que todos sabemos hacer, pero muchas veces no tenemos el entrenamiento para poder usar esa herramienta que ya tenemos”, aclaró Francesca.

Así, el objetivo es que en los 17 encuentros que tendrán los profesionales, puedan generar el espacio para aprender, practicar y estudiar sobre la meditación, para que posteriormente puedan aplicarlo en su campo laboral y vida cotidiana.

Una de las integrantes del diplomado es Andrea Moro, actriz y dramaterapeuta, y afirmó que “el teatro tiene mucho que ver con el estar aquí y en el ahora, pienso que lo esencial para la vida es aprender a estar acá, en el presente, y lo que busco hace un tiempo es intentar aprender a regular la mente, y es lo que pretendo aprender aquí”.

Stella Poggis, psicóloga de la Universidad de Viña del Mar, concuerda con el propósito expresado por su compañera, y cuenta que “trabajé muchos años en educación y he visto estas herramientas y las he trabajado en aula. Por eso me interesó el diplomado, para poder seguir profundizando más sobre este importante tema”.

Por su parte, Anahí Julio, médico psiquiatra de la Universidad de Chile, manifestó que hace años que se encuentra viendo el tema de la meditación y decidió unirse al diplomado por la completa malla curricular y la calidad de los docentes.

Cabe señalar, que la singularidad que tiene este diplomado es que, sumado a los ejes temáticos de mente y cuerpo, se mezcla también aspectos de la neurociencia, contenidos que permitirán entender a los profesionales a “contagiar” las habilidades emocionales, cognitivas y de acción a través del rol de las neuronas espejo, y acceder a los beneficios que tiene esta técnica en un contexto académico.

Leer sobre el Taller de Mindfulness realizado en la UDD

Compartir