SPI Santiago realizó Taller de Primeros auxilios psicológicos en Corporación de Asistencia Judicial Valparaíso

Servicio de Psicología Integral preparó a trabajadores para asistir a personas afectadas por situaciones altamente estresantes.

El pasado 3 de mayo, se llevó a cabo el Taller de Primeros Auxilios Psicológicos en la región de Atacama, a cargo de la Coordinadora de la Unidad de Psicología Jurídica, en Clínica Dávila, Ps. Ximena Jofré; y la Directora del Servicio de Psicología Integral SPI, Santiago, Ana María Salinas, a alrededor de dieciocho trabajadores de la  Corporación de Asistencia Judicial Valparaíso (CAJ).

La actividad dirigida a administrativos, psicólogos/as, técnico jurídico, trabajadoras sociales, abogadas y abogados del centro, tenía como objetivo entrenar en la aplicación de primeros auxilios psicológicos a personas afectadas por situaciones altamente estresantes, con el fin de mejorar de manera significativa la calidad de sus servicios, al integrar un ámbito relevante del bienestar de sus clientes/usuarios: la salud mental.

Durante las ocho horas cronológicas se trabajó en entregar competencias concretas que permitan a estos equipos brindar una atención inicial óptima a sus beneficiarios afectados por experiencias traumáticas como accidentes, violencia física o sexual, asaltos, enfermedades graves o muy dolorosas, pérdidas repentinas o desastres naturales es común en equipos de salud, rescate, emergencias, fuerzas armadas o policías.

Es un muy buen curso, que entrega herramientas concretas para tratar a usuarios con distintas necesidades y que han vivido situaciones de estrés (…) y hace énfasis en la importancia del autocuidado.” Comentó Loreto Caroca C., Abogado Jefe Consultorio Tierra Amarilla, quien participó del taller.

Por su parte, la Psicóloga Ana María Salinas, Directora del SPI de la Facultad de Psicología UDD expresó que fue una excelente experiencia, ya que el grupo mostró fuerte interés y participación. “Trabajar con un equipo como el de la CAJVAL constituye un enorme desafío para nosotras las docentes. En primer lugar, en términos de poder responder a las expectativas y necesidades puntuales de los asistentes, ya que constituye un grupo con mucha experiencia en atención de público. En segundo lugar, por la relevancia que tiene que los conocimientos adquiridos puedan transferidos al quehacer cotidiano de los distintos actores”. enfatizó.

 

 

Compartir