Docente Carolina Aspillaga expone en charlas sororas de "La Rebelión del Cuerpo"

Según su misma descripción, “La Rebelión del Cuerpo” es “un movimiento social que busca educar sobre los efectos negativos que tienen “los estereotipos de género” sobre nuestras niñas y adolescentes. Esto basado en una encuesta realizada el 2016 en Chile (Adimark – Unilever – ONU Mujeres) que afirma que: 1 de cada 2 niñas en Chile siente presión por su imagen física y casi el 40% de nuestras niñas entre 10 y 17 años ha dejado de hacer alguna actividad pública que le gustaba porque no se siente segura de cómo se ve físicamente ni de si proyecta la imagen “deseada”, afirma en su web.

Frente a esta realidad, nuestra docente, la Dra. Carolina Aspillaga fue invitada a participar de las charlas sororas, “En voz alta”, que realiza la organización, junto a otras cuatro expositoras el sábado 21 de abril en el IF Blanco Recoleta. Aspillaga relata que “fue una excelente experiencia, desafiante ya que el formato de la charla era distinto al que estoy acostumbrada. Fue muy enriquecedora la oportunidad, ya que creo que es importante que los temas que se investigan y trabajan en la academia salgan de las universidades y lleguen a las comunidades. Pienso que esto es parte de lo que permite transformaciones y cambios sociales. Es por esto que participé de la convocatoria abierta que hizo la rebelión para realizar charlas”.

La psicóloga continúa contando que “el tema que yo abordé fue el amor romántico y el título era “Amor romántico: fantasías, realidades y nuevas posibilidades”. El foco estaba puesto en reflexionar en torno a cómo los relatos y mitos amorosos que están presenten en la cultura, van generando ciertas normativas y expectativas de lo que se debe hacer cuando se está “realmente” enamorado/a y cómo en algunos casos han contribuido a las desigualdades de género o ha mantener determinado orden social. La invitación de la charla era a poder reflexionar sobre estos y cómo nos afectan en la manera en que nos vemos a nosotras y en nuestras relaciones”.
En esta actividad, otras cuatro mujeres compartieron sus propias historias, que no necesariamente eran investigaciones, sino que venían desde la experiencia vivencial de cada una. Frente a participar de estas instancias, nuestra docente declara que “también fue muy rico compartir y conocer a las otras expositoras, ya que todas, desde nuestras propias experiencias y estilos, abordamos temas que nos afectan y muchas veces vivimos como mujeres”.

Compartir