Sonríe UDD llega a Bulnes para ayudar a la comunidad

Entre el 12 y 18 de julio se realizó este tremendo operativo que es organizado por la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Universidad del Desarrollo.

Santiago.- Bulnes fue el lugar escogido para realizar el segundo operativo “Sonríe UDD” el cual busca entregar servicios gratuitos y de calidad a las personas más necesitadas de la comuna.

En esta ocasión, de Psicología UDD fueron 12 los alumnos quienes junto a Camila Arretx, asistente de coordinación académica, viajaron a la localidad a ejercer lo aprendido en sus años académicos.

El grupo de estudiantes realizó 12 actividades, algunas en conjunto con otras carreras, de las cuales se efectuaron 389 atenciones en talleres para mujeres, adolescentes, funcionarios municipales, gendarmes, profesores, reos y cuidadores de pacientes postrados, además de operativos y visitas en hogares de niños y ancianos, y sectores rurales, visitas domiciliares a pacientes postrados y un programa radial.

Dentro del grupo de estudiantes de Psicología UDD participaron: Isidora de la Maza (1er año), Fernando Pederneras, Tiare Ramírez, y Santiago Ili (2do año), Oriana García y Felipe Román (3er año), Daniela Pacheco, Sebastián Lingua, María Jesús Reino, Diego Acuña y Annie Bergstein (4to año) y Eduardo Molina (5to año).

Cabe señalar, que de este segundo operativo 2015 además participaron alumnos de las carreras de enfermería, fonoaudiología, kinesiología, medicina, nutrición, odontología, tecnología médica, arquitectura, ingeniería comercial, periodismo, publicidad, derecho y pedagogía.

Experiencia con la comunidad

Una de los aspectos más gratificantes que deja el programa de voluntariado “Sonríe UDD” es el trabajo interdisciplinario que se logra y que los alumnos puedan contactarse y aprender directamente con la comunidad y sus realidades respectivas.

Para Diego Acuña Larenas, estudiante de 4to año de Psicología UDD y quien participó por primera vez de esta experiencia, significó “cambiar la visión que tenía sobre mi carrera y considerar que la psicología es mucho más necesaria de lo que yo creía, ya que podía ayudar desde las mismas personas de Bulnes”.

Quien también formó parte de este proyecto por primera vez fue Isidora de la Maza Ríos, estudiante de 1er año, ella señala que esta experiencia “resultó ser muy increíble, fuimos un grupo de personas que demostraban la vocación y compromiso con sus carreras y que además iban con unas ansias tremendas por ayudar lo más posible”.

Además rescata todo el cariño entregado por las personas que ayudaron en Bulnes, quienes se mostraron muy agradecidos por la ayuda prestada. “Es totalmente recomendable esta experiencia porque además de estar ayudando, te ayuda a ti mismo, y a crecer aún más como persona y como futuro profesional”, expresa.

Por otra parte, María Jesús Reino, estudiante de 4to año, afirma que este operativo “da la posibilidad de “ser psicólogo anticipadamente, de conocer a un grupo tan humano de personas que sólo quieren entregar y, de compartir con personas que verdaderamente lo necesitan, quienes te dan a cambio mucho más de lo que tú eres capaz de entregar”.

Y agrega que a pesar de que la experiencia es agotadora, la satisfacción obtenida vale la pena. “Rescato el grupo de personas con los que compartí. Rescato la participación de la gente de Bulnes y sus ganas de recibir ayuda y su capacidad de agradecimiento. Conocí gente increíble de la universidad, tan humana y tan dispuesta, y fortalecí lazos con los del primer sonríe, y no estoy hablando sólo de psicología, sino que de todas las carreras: kinesiología, medicina, fonoaudiología, nutrición, enfermería, etc. Personas de todos los años, desde primero a quinto, que tienen diferentes visiones, pero que hacen aún más perfecta esta experiencia”.

Además, en esta oportunidad, fueron distinguidos 6 alumnos con el premio “Espíritu Sonríe UDD”, dos de ellos pertenecientes a Psicología UDD: Oriana García Rodríguez y Felipe Román Monasterio, ambos de 3er año.

“Fue una sorpresa en cierto modo (recibir el premio), en toda la semana no se me pasó por la mente que pudiera estar haciendo las cosas tan bien e incluso me preguntaba si lo hacía lo mejor posible o si estaba sirviendo de verdad. Pero lo que más queda es poder compartirlo con personas que puedo considerar compañeros y amigos, sobre todo con el equipo de psicología ya que sin ellos habría sido imposible hacer cualquier cosa. Considero que el Espíritu Sonríe UDD lo fuimos todos y por algo estábamos ahí”, explica Felipe.

“Siempre se rescatan los aprendizajes que da la experiencia y los buenos momentos, los amigos y los lazos que uno hace, los juegos y las risas, pero por sobre todo, lo que siempre queda son los agradecimientos de la gente que te da una sonrisa sincera y con la que uno sabe que hizo un buen trabajo y tuvo un cambio. Es como la afirmación de que diste tu grano de arena y sirvió para ayudar a alguien” concluye.

Finalmente, recordamos a todos los estudiantes quienes estén interesados de sumarse a iniciativa, que se realizará un próximo Sonríe UDD en Bulnes durante el verano 2016.

“Ojalá todos pudieran experimentar esta tremenda experiencia de vida, ya que les entrega una visión interdisciplinaria importante a nuestros alumnos, amplía la visión que se tienen de la carrera y les da la oportunidad de llevar a la práctica lo que han aprendido a lo largo de la carrera, además de enriquecerse con la experiencia y conocimientos de los demás estudiantes y tutores de la Universidad”, señaló Camila Arretx.

Revisa cómo se vivió la experiencia en la sede de Concepción.

Compartir