Técnicas para controlar la ansiedad fueron presentadas por psicólogos del SPI en la Municipalidad de Lo Barnechea

La iniciativa  forma parte del convenio que tiene el Servicio de Psicología Integral (SPI) de la UDD con la Municipalidad de Lo Barnechea, y tiene como propósito abordar las diversas necesidades e inquietudes presentadas por los funcionarios de la institución, frente a temáticas relacionados con el ambiente laboral.

En esta oportunidad, la charla trató el tema de la ansiedad o trastornos ansiosos, y fue presentada por los psicólogos practicantes del SPI Matías Orchad y Elisa Irarrázaval. El objetivo principal fue dar a conocer a los funcionarios de la Municipalidad sobre este trastorno, detallando sus características y técnicas de autocuidado para poder enfrentarlo en sus rutinas diarias.

La ansiedad “es una emoción como la sorpresa o la ira, lo que significa que es de alta intensidad y se da en un período reducido de tiempo, eso quiere decir, que la ansiedad no es algo que se mantenga todo el día, sino que va oscilando durante el día dependiendo de lo que estemos haciendo. Se caracteriza por una sensación de tensión, pensamientos de preocupación y cambios físicos (sudor, mayor ritmo cardíaco, temblor, mayor presión, etc.)” explicó Matías.

Este tipo de trastorno tiene diversas consecuencias en las personas que lo sufren, desde costos físicos, familiares, interpersonales y laborales hasta financieros.

“Las personas con trastorno de ansiedad suelen tener recurrentes pensamientos o preocupaciones intrusivas, son pensamientos que uno se los trata de sacar de la cabeza y vuelven a entrar. Ciertas personas empiezan a evitar determinadas situaciones, por ejemplo, dejan de ir a fiestas, a reuniones sociales y situaciones similares” agrega el profesional.

Según lo señala la psicóloga Elisa, la ansiedad se puede manifestar en distintas áreas y maneras de la vida, siendo los más comunes el trastorno de ansiedad generalizada (preocupación constante), la fobia social, el trastorno de pánico, la agorafobia, las fobias específicas, el trastorno por estrés post-traumático y el trastorno obsesivo-compulsivo.

Si bien la ansiedad es un trastorno por el cual hay que estar alerta, también es útil en la vida de las personas. “La ansiedad nos sirve, porque nos prepara para actuar y nos moviliza. Cuando hay ansiedad se puede tomar como una señal de que algo malo va a suceder, por eso es importante comenzar a escucharnos”, afirma Matías.

Sin embargo, cuando el trastorno dura un tiempo prolongado, pasa a ser un problema que hay que tratar con ayuda de especialistas, es decir, si se presenta de manera frecuente, interfiere en los proyectos y metas de las personas, es desproporcionada respecto al peligro real e inhabilita ciertas acciones constantemente.

“Es importante que cada uno conozca cómo es su propia ansiedad. Una manera de conocerla es monitorearla, por ejemplo llevar un diario y anotar cómo es nuestra ansiedad escalándola con números… sube o baja durante el día, le gobierna o no todo el día, me desperté con un dos de ansiedad, voy al trabajo y tengo cuatro. También hay que registrar lo que nos quita la ansiedad y los agradecimientos, porque los actos buenos pueden reducir la ansiedad”, expresa Elisa.

Venciendo la ansiedad

Tal como lo explica Matías, para ir “derrotando” la ansiedad se debe partir “con decir que la negación no conduce a nada, es más importante darle espacio al reconocimiento de los sentimientos y los pensamientos, y descubrir cuáles son los detonantes que causan la ansiedad, eso lo más importante”.

Hay ciertas creencias problemáticas más comunes que suelen ser causa de la ansiedad, entre ellas está el perfeccionismo, la vulnerabilidad, el control obsesivo, y la dependencia.

Es por ello, que los especialistas sugieren algunas técnicas de la psicología cognitiva para abordar la ansiedad lentamente. Entre ellos están, relajar los músculos a voluntad, tener conciencia sobre el propio cuerpo, hacer una lista jerarquizada con los temores que se tienen y generar planes de rutas.

“La idea es que la ansiedad vaya disminuyendo en la medida en que la persona vea que hay diversas posibilidades para enfrentar los temores y ninguna es un callejón su salida”, explica el psicólogo.

Luego de dar a conocer diversas técnicas, los funcionarios aplicaron de manera práctica lo señalado por los psicólogos. Es así, que realizaron un escáner corporal, el cual les permitió tener un momento de relajación, con el objetivo de que aprendiesen a tener un dominio del cuerpo a nivel sensorial, y que les sirva como base para tener un reconocimiento emocional posterior,  y además pudiesen conocer cómo se comporta el cuerpo bajo niveles de ansiedad.

“El objetivo específico de esta actividad es que manejen la primera técnica de autocuidado, la cual puede ser utilizada tanto al interior de la institución como al exterior de ésta. Son cuatro etapas las que se utilizan, primero donde entrenan el ritmo de respiración, segundo es el escáner del cuerpo, tercero es una etapa de reincorporación y por último unos minutos de discusión”, les indicó finalmente Matías.

Hay que recordar que las charlas se realizarán durante todo el año, las cuales estarán a cargo de los psicólogos en práctica profesional del área clínica adultos del SPI.

Compartir