Exitosa jornada sobre Psicoterapia Cognitiva-Analítica en Santiago y Concepción

Con más de 100 participantes en Santiago y Concepción se llevaron a cabo los seminarios sobre la Psicoterapia Cognitiva-Analítica realizados por el Dr.Carlos Mirapeix en la Facultad de Psicología de la Universidad del Desarrollo.

La Unidad de Psicodiagnóstico e Intervención (UPSI) y la Escuela de Postgrado e Investigación de la Facultad de Psicología UDD, convocaron por segunda vez a Chile al Dr. Carlos Mirapeix por su experiencia como director de la Fundación para la investigación en Psicoterapia y Personalidad de Santander, España y por su tarea formadora y de difusión sobre la Psicoterapia, inicialmente desarrollada por Anthony Ryle, en Inglaterra.

Profesionales del área de la salud mental tuvieron la oportunidad de conocer los fundamentos de este enfoque psicoterapéutico integrador, además de participar activamente en las técnicas y metodologías usadas, supervisando  intervenciones psicoterapéuticas, las dificultades o impasses terapéuticos y el desgaste profesional asociado al quehacer clínico.

La Psicoterapia Cognitivo-Analítica constituye un enfoque psicoterapéutico integrador, donde participan tanto las intervenciones cognitivo-conductuales como los aportes psicoanalíticos. Lo que se diferencia del eclecticismo y descartalo que el Dr. Mirapeix señaló como “la integración por la integración”, lo que sería “insostenible desde un punto de vista epistemológico”.

El Dr.Mirapeix destacó la posibilidad de integrar la riqueza y profundidad del análisis y diagnóstico psicoanalítico para dar cuenta del desarrollo de la personalidad -centrado principalmente en un modelo de posibilidades más que en uno de carencias-, junto a la riqueza y efectividad de diversas técnicas cognitivo-conductuales.

Dando énfasis en la forma en que es procesada la información por las personas, la terapia cognitivo-analítica permite entender los procesos cognitivos y afectivos que determinan las percepciones y conductas en los pacientes, lo que permite al terapeuta diseñar junto al paciente un proceso de reformulación acerca de su sufrimiento psíquico y relacional, y contar con una guía del trabajo psicoterapéutico, posible de ser evaluado en conjunto también por la diada terapeuta-paciente.

Compartir