Docentes del CEBCS participan de Seminario sobre la niñez migrante

Revisa las sociales.

En el Congreso Nacional de Valparaíso y con la presencia de casi 500 asistentes se realizó el “V Seminario Integración de la niñez migrante: un desafío país”, encuentro en el que organismos como la Defensoría y Subsecretaría de la Niñez, el Ministerio del Interior, UNICEF, entre otros plantearon propuestas para facilitar la inclusión de niños migrantes en los distintos aspectos de la sociedad.

En la cita se presentó el caso de la comuna de Estación Central, en donde se han desarrollado programas e iniciativas ligadas con educación, salud y recreación específica para los niños de las más de 15 nacionalidades que habitan en este sector. “Hemos tenido que incorporar nuevos deportes, como el béisbol para  los niños venezolanos que nos lo pedían mucho y también pedirles a ellos que se integren a deportes más tradicionales chilenos. Cuando un niño tiene distintos compañeros de distintos latitudes el desafío es pasar de la sala multicultural a la sala intercultural”, comentó el alcalde de esta comuna, Rodrigo Delgado.

“Nuestro deber moral es el de hacer un auténtico refugio de una manera eficaz, integrando en la sociedad chilena a los niños migrantes y a sus familias restableciendo su dignidad, dándoles amparo y posibilidades de trabajo, sin asistencialismo. En el contexto de una sociedad abierta y no discriminatoria”, destacó José Pedro Silva, presidente de la Fundación Ciudad del Niño, entidad organizadora de este encuentro.

Cambios por los niños migrantes

Según el último Censo, en 2017 casi 750 mil migrantes vivían en Chile. El Ministerio del Interior confirmó que esta cifra ascendió a 1.119.267 a inicios de 2018, de este número el 10,4% son niños de entre 0 a 14 años. “Es importante acotar que el niño que nace en Chile es chileno”, advirtió Cristián Gómez, jefe del área de Convivencia y Territorio del Departamento de Extranjería y Migración.

“Hay que identificar a los niños en riesgo y evitar que haya niños invisibles hoy en día. Algunos no tienen RUT, por lo que hay que darles la protección que merecen, siendo cada respuesta adecuada a sus modelos culturales y a su forma de ser”, comentó Blanquita Honorato, jefa de la División de Promoción y Prevención de la Subsecretaría de la Niñez.

Por su parte, la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, agregó que “la situación de estos niños está expuesta a una doble vulnerabilidad, porque además de ser niños con migrantes por lo que hay que hacer un énfasis particular como Estado para apoyarlos a través de políticas públicas”.

“Chile tiene una oportunidad para ser ejemplo en la región, en lo que respecta a la protección de esos niños y niñas que han venido junto a sus familias en búsqueda de una buena situación de vida. Nos queremos poner a disposición para acompañar técnicamente los cambios profundos que se requieren para que todos estos niños y niñas que viven en el país y que han migrado de otras tierras puedan contar con mecanismos y estrategias que permitan su protección integral y pleno desarrollo en un ambiente positivo y bien tratante”, concluyó el representante de UNICEF en el país, Paolo Mefalopulos.

En la instancia también participaron el presidente del Senado, Carlos Montes; el diputado Gabriel Silber; el representante del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES), Roberto González; el académico de la Universidad del Desarrollo, David Sirlopú;  junto a representantes de las fundaciones Educación 2020, Interpreta y Ciudad del Niño.

Compartir