Con énfasis en el involucramiento escolar se realizó el Seminario: Promoviendo el apego en la escuela para mejores aprendizajes

Los días 23 y 25 de octubre se realizó el Seminario Internacional: Promoviendo el apego en las escuelas para mejores aprendizajes, en la U. del Desarrollo en sus sedes de Concepción y Santiago, respectivamente, organizado por la Facultad de Psicología de la UDD. La temática principal de la actividad fue el involucramiento escolar como método de intervención para disminuir la deserción académica.

Los asistentes conocieron los alcances de los estudios entre Estados Unidos y Chile sobre involucramiento escolar liderado por la Dra. Amy Reschly, profesora de Psicología Educacional de la Universidad de Georgia. La actividad inició con la exposición de la Dra. Reschly, quien presentó evidencia del programa Check & Connect que trata sobre la intervención de la familia y los educadores en los niveles de aprendizaje de los estudiantes.

La Dra. Reschly comentó a los presentes que “en EE.UU. los estudios sobre intervención escolar no se centraban ni en las familias ni en las escuelas de los estudiantes. Además, según el Instituto del Departamento de Educación de ese país, sólo existen 30 programas de intervención en la deserción y no todos son reportados. A raíz de esto, se crea esta investigación que busca conectar a las familias y los colegios en los procesos de enseñanza”.

“Para mejorar el apego, primero debemos conocer las motivaciones de los estudiantes y qué esperan a la hora de aprender. En la primera película de Harry Potter por ejemplo, cuando Harry se está mirando frente al espejo se reflejan sus deseos más profundos, lo mismo ocurre con el involucramiento, ya que los investigadores conocen la percepción de los estudiantes sobre su aprendizaje”, opinó la profesional.

Exposiciones de investigadores UDD

En Concepción, la Dra. Verónica Villarroel, Directora del Centro de Investigación y Mejoramiento de la Educación (CIME) y docente de pre y postgrados de la Facultad de Psicología de la UDD, expuso sobre el Engagement Académico y la Evaluación Auténtica (EA) en Educación Superior, estudio que surgió por un convenio entre la Universidad del Desarrollo y el Ministerio de Educación para vincular a la universidad con el mundo laboral.

“La Evaluación Auténtica permite acercar lo que ocurre en las aulas con lo que ocurre en el mundo laboral. La literatura plantea varios beneficios de este tipo de evaluación en los estudiantes, como la calidad y la profundidad del aprendizaje logrados, el desarrollo de habilidades cognitivas, la autonomía, la capacidad de autorregulación y el compromiso académico”, dijo la docente.

El CIME construyó un modelo de Evaluación Auténtica donde se midieron variables del profesor y los estudiantes antes y después de la intervención, primero se capacitaron a 30 docentes de 6 carreras para que aplicaran la EA en sus cursos y después se evaluó el impacto de la aplicación de EA en variables de los alumnos (aprendizaje, percepción de autenticidad de la evaluación y engagement académico).

“Como resultado, obtuvimos que existen diferencias significativas antes y después de la intervención, ya que vincular lo que se aprende en la universidad con problemas reales de la profesión, produce un cambio en la dedicación e inmersión del estudiante en su carrera. Además, los docentes universitarios podemos inyectar de autenticidad la docencia y los procesos de evaluación si queremos estudiantes más activos”, destacó Villarroel.

Las temáticas de los estudios presentados se enfocaron en el involucramiento escolar como factor protector en la escuela desde el punto de vista nacional e internacional. Para los expertos, la principal razón para trabajar el engagement y el apego es porque permite obtener datos cuantitativos y cualitativos para predecir futuras decisiones de deserción.

“El desarrollo de estas metodologías tiene como indicador final de éxito la disminución del abandono escolar. La clave es trabajar para fortalecer el involucramiento y apego escolar, para crear un buen clima en el aula”, reconoce el Dr. Jorge Varela, Docente investigador de la Facultad de Psicología de la UDD, y quien expuso en la versión del seminario en Santiago.

La Dra. Reschly destacó el nivel investigativo, tanto de los docentes de la Facultad de Psicología de la UDD, como de organismos gubernamentales, para palear las cifras de deserción. “Creo que la clave para ver resultados reales, es tener un sistema de trabajo constante en todos los niveles de desarrollo académicos de los jóvenes. Eso es algo que en Estados Unidos no hemos logrado y si siguen en esta línea podría cambiar significativamente la realidad actual”.

Habilidades para la vida

En Chile, según cifras entregadas por el Ministerio de Educación, 45.798 estudiantes han abandonado sus estudios entre el 2016 y el 2017. Para disminuir esta cifra, el Gobierno espera trabajar en un sistema de alerta temprana que busca evitar la deserción y, para eso, se destinarán $450 millones a los proyectos de reinserción y $965 millones a las iniciativas de escuelas de reingreso.

La Coordinadora de Habilidades para la Vida de la región del Biobío de la JUNAEB, Carola Castro, habló sobre la intervención psicosocial que involucra a toda la escuela y el fortalecimiento de capacidades, recursos y competencias sociales, cognitivas y afectivas desde la Educación Parvularia hasta la Enseñanza Media.

“Por ejemplo, la vinculación escolar en la extensión de la Enseñanza Media tiene como propósito motivar a los alumnos a seguir estudiando luego de finalizar este ciclo, ya sea en la educación técnica o profesional. En las habilidades de la vida impacta la comunidad escolar, por eso es importante que trabajen en conjunto con los profesores y la familia del estudiante”, destacó la coordinadora.

En Santiago, para exponer las experiencias nacionales,  representantes del programa Habilidades para la Vida, la Corporación de Educación y Salud de Talagante y la Municipalidad de Peñalolén presentaron diversos proyectos que buscan evitar la deserción escolar, mejorar el apego en la sala de clase e incrementar los índices de resultados académicos.

Elizabeth Arizabalo, Coordinadora pedagógica de la Corporación de Educación y Salud de Talagante, presentó el programa Trabajo Pro-retención Talagante y concluyó que “es clave tener la mirada en entender las razones por las cuales los jóvenes abandonan sus estudios y trabajar en la atención y el involucramiento de los estudiantes en el aula, es decir, hacerlos sentir parte del desarrollo educacional y así, por causa y efecto, no debería haber abandono”.

En este sentido Jorge Varela coincide que la idea es crear actividades y programas previos a la deserción escolar para generar un sentimiento de autonomía y pertenencia de los jóvenes en el círculo educacional a muy temprana edad. “En la Facultad de Psicología hoy estamos trabajando en una investigación que, esperemos, en dos años más podamos saber si un mejor clima predice un apego y eso ayuda a disminuir el abandono escolar. Por lo tanto, tendremos la posibilidad de contar con una certeza científica aplicable para crear dinámicas y programas más certeros en post de disminuir la deserción”.

Compartir