Estudiantes de Psicología UDD te cuentan su experiencia en voluntariado Sonríe UDD

Este martes 15 de mayo comenzaron las inscripciones para participar de una nueva versión del Voluntariado Sonríe UDD de invierno, el que se desarrollará entre los días 16 y 23 de julio en la localidad de Nancagua, Región de O’Higgins.

Como Psicología UDD, nos motiva que nuestros estudiantes participen de estas actividades de voluntariado que los acercan mucho más a las problemáticas reales de la sociedad y donde pueden vivir la práctica de su carrera, supervisados por profesionales del área.

Constanza Kulenkampff participó del Sonríe UDD y comenta qué “para mí el voluntariado fue una muy bonita experiencia, porque es increíble como con un poco de organización en un período muy corto de tiempo se pueden hacer muchas cosas, e incluso grandes cambios en la vida de una persona.

En Sonríe se generó un ambiente muy acogedor, solidario, que constantemente estuvo fomentando el trabajo en equipo, sin importar quién eras o de qué carrera venías. Todos estaban apuntando hacia el mismo objetivo. Lo que rescato de este voluntariado es que es una muy buena oportunidad para conocer más sobre tu carrera, de las otras y hasta de ti mismo. Finalmente, lo que vas a hacer es poner en práctica todos tus conocimientos, siendo ésta la oportunidad para ¨equivocarse de verdad¨ en un ambiente de confianza.

Algo que me llamo mucho la atención fue el nombre de este voluntariado que me hizo mucho sentido el día en que nos fuimos, ya que tal cual el nombre lo dice, es un lugar donde TODOS se van con una enorme sonrisa”, afirmó Constanza.

Por otro lado, Luca Carlini, se sinceró y contó que “la primera vez que me hablaron sobre Sonríe UDD, no quería ir. La razón principal era porque como todo alumno me daba lata perder una semana de mis vacaciones en un voluntariado. Pero a medida que me fui informando sobre esta iniciativa, despertó mi curiosidad y tras las distintas reuniones que tuvimos decidí que valía completamente la pena destinar mi tiempo a participar.

El día que nos fuimos, lo primero que me llamó la atención fue el ambiente positivo que se transmitía en las distintas personas que participaban. Todos ayudando en algo como ordenar materiales o cargar el bus. Tras partir de Santiago me bajó el miedo de no ser capaz de llenar las expectativas de los demás con los diferentes talleres que íbamos a hacer y esos mismos temores resurgieron el primer día, el que fue medio caótico por una falta de organización en el equipo, pero luego todo fue diferente y, a diario, aplicamos lo aprendido durante el año en los distintos talleres, formamos lazos con compañeros de otras carreras, pero sobre todo aprendimos mucho de la nuestra.

El Sonríe para mí fue una instancia enriquecedora tanto en el ámbito académico, como emocional, y repetiría esta experiencia cuantas veces pueda antes de titularme”, finalizó.

Si tú también quieres ser parte de este voluntariado, puedes inscribirte aquí o comunicarte con la coordinadora DAE, Ximena Besa, a xbesa@udd.cl

Compartir