Carta al editor por Franco Ferrada- Alejandra Mosso

El pasado 21 de mayo, un joven se lanzó a la jaula de los leones del Zoológico Metropolitano, causando la muerte de los animales en manos de los cuidadores. Hecho que provocó gran revuelo social, tanto por la acción de Franco Ferrada como por el descenlace de los felinos.

Alejandra Mosso B.Alejandra Mosso 
Psicóloga, UDD
Magíster en Psicodiagnóstico, UDD
Coordinadora General, Servicio de Psicología Integral (SPI) Santiago

Estimado Editor,

El motivo de esta carta, es poder entregar una mirada desde la psicología clínica, sobre los motivos que llevaron al joven Franco Ferrada a lanzarse a la jaula de los leones el recién pasado sábado 21 mayo.

Si bien resultaría muy apresurado realizar conclusiones definitivas en cuanto a las motivaciones del joven en lanzarse, puesto que aún se están investigando los hechos, y son escasos los antecedentes entregados respecto su historia de vida y su estado mental, existen elementos que resultan bastante reveladores para entregar una opinión de lo ocurrido.

Desde ahí, a lo primero que quisiera referirme tiene que ver con la hipótesis de que se trataría de un intento de suicidio. Mucho se ha especulado en los medios que la motivación del joven para realizar dicho acto respondería a un intento de acabar con su vida, y que la carta encontrada en su ropa, correspondería a una carta de despedida de tipo suicida. Mi impresión como psicóloga clínica, es que no se trataría de un acto suicida y que sus motivaciones estarían asociadas más bien a un acto gatillado por un cuadro psicótico con presencia de delirios de tipo religioso y/o mesiánico.

Los delirios son propios de los cuadros y/o episodios psicóticos, donde existe una alteración del juicio de realidad, ya sea permanente o transitoria, donde la idea delirante es de característica apodíctica, es decir, que existe la convicción absoluta de que tales ideas o creencias son reales, a pesar de las faltas de lógica y sustento que éstas podrían tener en la realidad, agregando que el proceso por el cual se llega a tal convicción es inadecuado.

Por lo anterior, la carta y el hecho propiamente tal de lanzarse a los leones, podrían ser entendidos a través del contenido delirante, como una intención de demostrar al mundo la fuerza de su fe, el poder de Dios y su condición de profeta, probablemente guiado por su convicción irrefutable de que saldría ileso de la jaula de los leones. Conocida es la historia bíblica de Daniel que trasciende en Babilonia, quien fuera uno de los colaboradores preferidos del Rey y que por tal condición era envidiado por los otros siervos, quienes estratégicamente proponen al rey una ley en que debían ser castigados y lanzados al foso de los leones, todo aquel que adorara alguien distinto de él. Como Daniel era tan creyente de Dios, los siervos sabían que no obedecería esta orden, siendo finalmente castigado por traición y lanzado al foso de los leones. Daniel es salvado por Dios y dice “Mi Dios envió un ángel y les cerró la boca a los leones, ellos no me hicieron daño”.

Llama la atención lo similar del contenido de la carta del joven Franco Ferrada con esta historia Bíblica, donde además de dibujar los leones, parece indicar que será salvado por Dios, lo que queda en evidencia cuando escribe: “Ángel mío, cuídame del enemigo, tengo el poder de hacer lo que quiera”

Si bien, aún se está investigando si la carta es de su autoría y se están realizando las pericias correspondientes, todo parece indicar que fue escrita por él, sobre todo si se consideran los comentarios que había estado publicando durante los últimos días en redes sociales, así como los breves diálogos que mantuvo antes del episodio con personas que transitaban en el zoológico ese día, en que según el relato de los testigos se refería los mandamientos. Claramente venia planeando este hecho hace un tiempo y no se trata de un acto impulsivo del momento, donde además debe haber evaluado con anticipación cómo ingresar a la jaula.

Otro punto importante, tiene relación con que se desnudara antes de ingresar a la jaula. La desnudez podría simbolizar la pureza física, moral y espiritual, asociada al estado original, lo que sería coherente con el contenido de la carta y el delirio anteriormente descrito. No me referiré en esta ocasión sobre la etiología y patogénesis del desarrollo de este tipo de patologías de carácter psiquiátrico, ya que existen múltiples teorías y estudios que comprenden tanto factores genéticos como ambientales, pero si me parece relevante el hacerse la pregunta del estado de abandono y de desprotección de este joven, que según los antecedentes son de larga data, debido a la muerte de su madre cuando él tenía once años de edad, un padre alcohólico que no pudo hacerse cargo de él y de su prolongada estadía en Centros del Semane. Lo anterior da cuenta de una historia de vida con episodios dolorosos y traumáticos, donde quizás están las respuestas tanto de su funcionamiento, como del que no se haya pesquisado precozmente la psicopatología de Franco, puesto que de estar recibiendo un tratamiento psiquiátrico con la medicación adecuada, quizás lo ocurrido pudo haberse evitado, a pesar de las características impredecibles que presentan por lo general estos cuadros, y de los esfuerzos de familiares y médicos tratantes de estos pacientes.

Si bien sus amigos y abuela, según los reportes entregados lo veían feliz y contento los días previos al episodio del sábado 21 de mayo, su estado de ánimo alegre podría ser concordante con la hipótesis señalada, ya que como se ha mencionado probablemente Franco no buscaba acabar con su vida, sino más bien demostrar al mundo que era un profeta. Es posible además que él no compartiera con nadie estas ideas, las que muchas veces tienden a estar encapsuladas y no aparecen espontáneamente en diálogos cotidianos, ya que pueden ser experimentados como un don espacial que debe ser mantenido en secreto y solo ser revelado cuando sea indicado.

Es así, como no sería extraño pensar que la lamentable muerte de los dos leones en manos de personal del zoológico y que a pesar de las lesiones sufridas Franco saliera con vida, podría confirmar aún con mas fuerza sus ideas delirantes de tipo mesiánico, donde se cumple el anuncio de ser salvado por Dios del foso de los leones. Por todo lo anterior, lo indicado y pertinente en este caso, es que apenas esté recuperado y en condiciones, inicie un tratamiento psiquiátrico especializado.

 

Compartir