Reportaje: Apego y sensibilidad al estrés en infantes

El Centro de Apego y Regulación Emocional (CARE) de la Universidad del Desarrollo dirige la investigación del proyecto denominado “Explorando la sensibilidad al estrés en infantes: un estudio genético, psicobiológico y vincular”, que propone explicar un aspecto vital en la formación de los niños, con la intención de ofrecer novedosas conclusiones que alienten la creación de nuevas políticas públicas, capaces de guiar y regular de forma más determinante el proceso de crecimiento de los infantes en Chile.

La sensibilidad al estrés y su manifestación a través del tipo de apego entre madres e hijos es una realidad poco explorada en el universo de los bebés, que puede tener efectos perjudiciales sobre la salud de los infantes, generando desequilibrios en el niño que podrían predisponer la aparición de síntomas o diversas patologías durante su crecimiento. La comprensión rigurosa de esta dimensión por parte del CARE, sumado a la colaboración de los alumnos de psicología y el trabajo en red con diferentes instituciones, permite articular el desarrollo de una investigación de una profunda relevancia social para el país.

En este sentido, la necesidad de obtener un conocimiento que ayude a comprender cómo los bebés regulan sus experiencias estresantes y cómo éstas se relacionan con los niveles de estrés de sus madres, motivó a un grupo de investigadores del Centro de Apego y Regulación Emocional (CARE) de la Facultad de Psicología de la Universidad del Desarrollo, a presentar el proyecto “Explorando la sensibilidad al estrés en infantes: un estudio genético, psicobiológico y vincular”, que procura generar ideas que fomenten el diseño de políticas públicas que fortalezcan los procesos formativos de los niños.

02 Felipe Lecanelier, Investigador a cargo del proyecto sobre el Apego y la sensibilidad al estrés en InfantesEl proyecto beneficiado por los aportes del Fondecyt y liderado por el investigador de la Universidad del Desarrollo (UDD), Felipe Lecannelier, busca comprender las relaciones e interacciones entre la sensibilidad y reactividad al estrés en bebés de 16 meses y sus madres. Además de explicar la relación entre ambos a través de variables como el tipo de apego, el tipo de cuidado y la metacognición de la madre, entre otros. Poniendo de esta forma al servicio de la sociedad civil un estudio que permita abordar de manera conjunta una problemática esencial en la etapa de formación temprana y aprendizaje de los infantes.

“Una de las cosas que queremos demostrar con este estudio es la importancia, incluso a nivel fisiológico, de la regulación del estrés y la forma en cómo los padres regulan el estrés del infante. Cómo esto afecta al niño después y cómo el niño aprenderá a regular sus propias situaciones estresantes. Esto es un aspecto fundamental en la crianza, mucho más que cualquier otro proceso de enseñanza”, afirma Felipe Lecannelier.

Para el investigador este concepto de seguridad emocional con los otros y con el mundo tiene relación a qué hacen los padres para disminuir los niveles de estrés de los niños, pues muchas veces más que atenuarlos, los aumentan. Empapando de inseguridades el entorno donde sus hijos están creciendo o simplemente colocando barreras en el proceso de aprendizaje de los bebés.

Se ha visto que muchas de las prácticas de crianza que los adultos realizan con los niños, suelen estresarlos más. Lo que genera después en ellos dificultades emocionales y sociales, desencadenando a corto y largo plazo problemas psicológicos y de salud mental”, enfatiza el investigador del centro CARE.

La búsqueda y el estudio del estrés en la infancia

Uno de los aspectos fundamentales de este proceso es la búsqueda de las madres. Para ello es que el equipo del Centro de Apego y Regulación Emocional (CARE) ha tenido una importante participación reclutando a diversas mamás, quienes de inmediato se vieron motivadas frente a la idea de aprender sobre el apego y el manejo del estrés, cuyas evaluaciones han sido realizadas en el Servicio de Psicología Integral (SPI).

Apego y sensibilidad al estrés en infantes

Para la coordinadora del proyecto, Karina Jaramillo, ha sido gratificante este primer año de investigación, debido al gran interés que han recibido de las madres participantes de este estudio. “Con sólo decir que estamos evaluando ‘apego’, de por sí motiva a las madres a colaborar y aprender más sobre el tema”.

Este ciclo involucra a las madres en tres etapas. La primera, donde se hace una prueba experimental de inducción al estrés interpersonal; la segunda, una tarea experimental de evaluación de habilidades de meta-cognición y, finalmente; la tercera, en la que se evalúa entre madre e hijo el tipo de apego, la calidad y el nivel de cuidado disruptivo, la respuesta endocrinóloga del estrés del niño y la obtención de las muestras de saliva para evaluar el cortisol.

Alumnos de pregrado, un pilar necesario

En este proceso hay un pilar fundamental que contribuye a la realización de la investigación: los alumnos de pre- grado de la carrera de Psicología, quienes participan desde el comienzo, colaborando desde la selección de las madres hasta las tareas que se realizan en cada evaluación. Siempre apoyando de manera positiva a la mecánica del equipo investigativo.

“Desde que se les capacitó para este proyecto se les vio motivados en aprender, no sólo la tarea específica que se les encomendaba, sino que el contexto más amplio que engloba toda la investigación. Se ve un fuerte compromiso en ellos, además de ser muy proactivos”, enfatiza la coordinadora del proyecto, Karina Jaramillo.

Estudiantes de Psicología que participan en el Proyecto

Sin duda es una oportunidad muy importante para los alumnos que están estudiando o que están en proceso de titulación ser parte de un estudio como éste. Así lo ratifica la estudiante de cuarto año de Psicología, Daniela Saralegi: “La Universidad nos está brindando una oportunidad única. Muchos de los temas que he leído en libros los he podido ver in situ. Encuentro increíble poder integrar los conocimientos de esta forma, desde otro punto de vista”.

Un proyecto innovador al servicio de la comunidad

Explorar la sensibilidad al estrés en infantes es un estudio que sin duda busca contribuir a la comunidad, sobre todo, para el bienestar de los niños. Este estudio permitirá conocer de un modo científico, específico y psicofisiológico, una serie de procesos que intervienen en el mundo de los bebés y que regulan sus situaciones estresantes.

“Este proyecto podría contribuir mucho al área de psicoeducación para poder identificar ciertas conductas o falencias en la crianza. Aportar con herramientas que colaboren a la madre en una mejor formación del niño será, ciertamente, un aporte significativo para la sociedad”, comenta la estudiante de Psicología, Daniela Saralegi.

Que los padres aprendan a manejar situaciones de estrés frente a los niños, a partir de reacciones adecuadas, es fundamental para que los infantes se sientan más seguros. Aspecto que está demostrado repercutirá positivamente en todas las áreas en que ellos se desenvuelvan en el futuro.

“Un mensaje importante es que este tema no sólo le compete a los padres, sino que a la sociedad en su conjunto. Donde exista una relación entre adultos y niños, como: educadores, psicólogos, o pediatras, la regulación de las experiencias estresantes es un aspecto trascendente. En todas estas áreas es que debe aplicarse la regla del adecuado manejo del estrés”, concluye Felipe Lecannelier.

Por periodista Claudia Lillo, colaboradora Psicología UDD.

Compartir