Chile y México se aúnan para trabajar en la implementación de un programa para fomentar el apego seguro

La psicoanalista de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM), Gabriela Fernández, visitó a la UDD para entrenarse en el programa A.M.A.R.- Cuidadores, herramienta enfocada en el fomento del apego seguro en la infancia.

Santiago.- A.M.A.R. (Atención – Mentalización – Automentalización – Regulación) es una metodología de intervención desarrollada por el equipo del Centro de Apego y Regulación Emocional (CARE) de la Universidad del Desarrollo que promueve el apego seguro de los niños en diversos contextos de la vida.

Dentro de esta metodología se han desarrollado tres programas, uno relacionado con el contexto escolar, un segundo con el cuidado alternativo, y otro con el familiar. Éste último hace referencia al A.M.A.R.-Cuidadores, enfocado en fomentar el apego y desarrollo socioemocional de niños entre 0 a 5 años, el cual se ha implementado en distintas regiones y contextos de nuestro país. Durante el año recién pasado estos programas fueron implementados en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social en JUNJI, SENAME y Centros de Familias de Acogida.

Gabriela Fernández, A.M.A.R. CuidadoresEn este contexto, la psicóloga clínica y psiconalista mexicana de la SPM, Gabriela Fernández, llegó a las dependencias de nuestra Universidad con la finalidad de entrenarse en este programa y así poder replicarlo en su país como parte de su tesis doctoral.

“Empecé a investigar sobre los programas de intervenciones en la primera infancia en distintos países y es así como llegué a ver lo que se está haciendo actualmente aquí, en la Universidad del Desarrollo. La idea es adaptar e implementar este programa en México y ver los resultados, como parte de la alianza que estamos haciendo con la SPM y el Centro de Apego y Regulación Emocional (CARE) UDD”, señala Gabriela.

La psicóloga Leila Jorquera, coordinadora del área de intervención del CARE, explicó además que “A.M.A.R.-Cuidadores es un programa elaborado en 23 sesiones, de las cuales se seleccionaron 14 de acuerdo al contexto en el que va a trabajar Gabriela y para que así el grupo de personas pueda completar de forma adecuada el proceso”.

Asimismo, cabe mencionar que el programa A.M.A.R.-Cuidadores apunta a establecer vínculos de apego más seguros y, en ese sentido, que los adultos puedan entrenarse en ciertas habilidades que permitan prestar atención a los distintas reacciones estresantes de los niños, situarse en su mente es esos momentos, e implementar estragegias efectivas para ayudarlos a modular sus emociones.

El grupo con el que va a trabajar Gabriela son mujeres en riesgo con factores de vulnerabilidad, que tienen hijos entre 0 y 5 años y que tienen una carencia tanto en lo social como en lo económico.

“Hemos hablado mucho de cómo conectar con ellas (mujeres), de cómo puedan sentirse con confianza para que se abran en temas que les preocupan con sus hijos, y creo que vamos a encontrar cosas interesantes en todo lo que reportaré al equipo de la Universidad, pues ellos me van a estar supervisando para ver cómo va el programa y para ver si hay que hacer algún ajuste. Además de la implementación, vamos a seguir viendo los resultados”.

Como han mencionado las profesionales, el propósito final es que el grupo de madres logren tener mayores habilidades que ayuden a la relación con el niño y a su vez que el niño pueda tener mayores habilidades socio-emocionales.

“Lo importante del programa es que va directamente a la parte emocional y mental de la madre, lo interesante es poder ayudarlas a regular sus emociones para poder entender lo que le está sucediendo al niño. No damos consejos de crianza o de desarrollo, sino más bien las ayudamos a tener estas habilidades parentales para poder entenderse primeramente así mismas y luego entender al niño, entonces es todo un reto”, enfatiza la psiconanalista.

Compartir