Director del CARE expone sobre la relación entre trastornos alimentarios y estrés

Santiago.- El Dr. Jaime Silva Concha, director del Centro de Apego y Regulación Emocional (CARE), dictó la clase magistral “Desbalances de la conducta y sensibilidad al estrés” en el marco del ciclo “Diálogos Psicología UDD: Una mirada al aporte de nuestras investigaciones”.

En la actividad, que se desarrolló el día jueves 16 de octubre, el especialista dio a conocer los resultados de un estudio en el que ha estado trabajando durante el último tiempo, y que explica uno de los factores que influyen en los trastornos alimentarios: el estrés.

Desde el punto de vista de la neurociencia, Silva señaló que “definir objetivamente el estrés es muy complejo, pues implica formas en cómo las personas perciben sus relaciones interpersonales, y esa es la causa principal de los desbalances emocionales en los seres humanos”.

Otro foco de estrés son las experiencias desafiantes, “por ejemplo, dar un examen de grado, ser ascendido en el trabajo, una persona que se transforma en padre por primera vez”, declara el experto.

Regulación emocional y trastornos alimentarios

Una de las claves para comprender este fenómeno es la regulación emocional, es decir, cómo reaccionamos frente a diferentes situaciones. De esta manera, se puede concluir que “la asimilación del estrés depende del estilo afectivo, cómo reacciono frente a las cosas”, puntualiza Silva. En este proceso, actúan componentes culturales, fisiológicos y cerebrales.

Entonces, ¿cómo se relacionan con los trastornos alimentarios? “Comer es una forma de enfrentar el estrés”, señala el director. Según su estudio, la sensibilidad al estrés se correlaciona con el Índice de Masa Corporal (IMC). No obstante, si se genera una mediación se elimina esta relación, es decir, estas variables solo se relacionan si la sensibilidad al estrés tiene que ver con afectividad negativa y además, si la persona utiliza una forma de regulación a través de la alimentación.

A pesar de todo esto, los factores socioculturales son claves. “Si no existieran las variables culturales específicas que dan origen a un contexto, este fenómeno tomaría otra forma”, agrega Silva.

Al finalizar la exposición, el director de Investigación de la Facultad de Psicología UDD, Francisco Ceric, comentó desde su experiencia en neurociencia, y fue ampliamente debatido con los asistentes a la clase.

 

Compartir