Primer estudio de bienestar subjetivo en Chile se presentó en el 2do Encuentro de la Felicidad

El informe preliminar “Primer Estudio de Calidad de Vida y Bienestar Subjetivo en la Infancia en Chile”, fue realizado de forma conjunta por la Facultad de Psicología de la Universidad del Desarrollo y el Departamento de Matemáticas de la Universidad Andrés Bello, y auspiciado por Unicef-Chile.

Santiago.- ¿Cuán satisfechos se sienten los niños y niñas con su vida? ¿Cuán felices se sienten con su barrio o con las cosas materiales que poseen? ¿Cuán satisfechos están con su familia, amigos y relaciones que los rodea? Éstas son algunas de las interrogantes planteadas en el informe “Primer Estudio de Calidad de Vida y Bienestar Subjetivo en la Infancia en Chile” presentado en el marco del 2° Encuentro de Relaciones Saludables y Felicidad.

La investigación fue realizada por los docentes Jaime Alfaro, de la Facultad de Psicología UDD, y Juan Carlos Oyanadel, del Departamento de Matemáticas de la UNAB, quienes estuvieron acompañados en la ocasión por los distinguidos invitados internacionales Tom Olsen, representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) para Chile, y Gordon Alexander, Director del estudio mundial de bienestar subjetivo y calidad de vida de los niños.

El informe realizado por los docentes, corresponde a la implementación en Chile del Estudio Internacional sobre el Bienestar Infantil, promovido y organizado por la Sociedad Internacional de Indicadores de la Infancia, y recopiló las opiniones y percepciones de niños y niñas de 8, 10 y 12 años.

Para desarrollar la investigación se consideraron 5 ámbitos principales del bienestar en función de la vulnerabilidad de los establecimientos educacionales en los que fueron entrevistados los niños y niñas. Entre ellos están los amigos, los bienes materiales, el colegio, la familia y la autoimagen, los cuales permitieron analizar qué tan satisfechos se sienten con su calidad de vida.

“El estudio nos demuestra un panorama con tintes claros y oscuros. El 74% de los niños y niñas dicen estar totalmente satisfechos con su vida, un 45% afirma que se siente optimista con su futuro, y un 20% señala que se siente solo. Los puntajes más altos están relacionados con la satisfacción respecto de bienes materiales y con la salud, y los más bajos con las relaciones interpersonales”, señaló Tom Olsen.

Según lo planteado por los expositores, uno de los grandes desafíos que trae el estudio es el poder incorporar la opinión de los niños sobre el bienestar subjetivo en las políticas públicas de Chile, para incentivarlos desde su infancia a tener una participación activa en el desarrollo del país.

“A nosotros nos interesa poder humanizar las políticas de infancia, y el estudio nos entrega luces claras sobre algunas orientaciones que nos sirvan para avanzar en el desarrollo de políticas más inclusivas de la infancia, la que se deben mirar no solamente como un sistema de provisión de servicios, sino también como un modelo de políticas que requiere incorporar la opinión de los niños como parte de su desarrollo”, señaló el sociólogo Juan Carlos Oyanadel.

El estudio hace una valiosa contribución a esta discusión al entregar la perspectiva de los niños y niñas en esta materia. Entre algunas de las conclusiones iniciales obtenidas, se encuentra que existe un alto nivel de satisfacción de vida en la población infantil chilena, que se percibe un bajo nivel de conocimiento en los niños respecto a sus derechos, y que es necesario estudiar otros factores asociados al bienestar infantil, que sean diferentes y complementarios con los estándares de pobreza y vulnerabilidad existentes en la actualidad.

“La principal conclusión es que este es un estudio preliminar y queda mucho por trabajar aún. Se abre todo un campo entorno a los otros niveles de satisfacción con la vida, y hay todo un campo respecto a la contribución que hace cada uno de los bienes a la satisfacción global de la vida. Hay que evaluar cuáles son los que pesan más y cuáles los que pesan menos”, enfatizó finalmente el psicólogo Jaime Alfaro.

Ver detalles del estudio en columna de Jaime Alfaro

Compartir