Magíster en Arte Terapia dio la bienvenida a una nueva generación de alumnos

El viernes pasado fueron recibidos los nuevos alumnos que integrarán el Magíster en Arte Terapia, quienes con gran ansiedad y entusiasmo, disfrutaron de su primera introducción al programa impulsado por la Facultad de Psicología en conjunto con la Facultad de Arquitectura y Artes de la Universidad del Desarrollo.

Santiago.- Poco a poco fueron llegando los nuevos estudiantes que formarán parte de la segunda generación del primer Magíster en Arte Terapia (MAT) impartido en nuestro país, proyecto pionero e innovador que mezcla el arte y la psicología, disciplinas muy distintas entre sí en cuanto a los aspectos académicos que tienen, pero que poseen una singular vinculación desde su génesis.

Así lo señaló a los alumnos Arturo Duclós, director de ArtCco UDD. “Si nos remontamos a los orígenes del mundo cuando surgieron los primeros chamanes, personajes que de alguna manera vincularon el quehacer de la sanación y el quehacer de la creación, por un lado, dieron fusión a una especie de sincretismo que hoy día se combina dentro de un proyecto de esta naturaleza. No estoy llevando esto a un nivel esotérico, pero si a un nivel en donde se producen confluencia, y yo creo que eso es lo más importante a nivel del origen de nuestras disciplinas”, explicó.

Asimismo, Perla Ben-Dov, Directora de la Escuela de Postgrado e Investigación de la Facultad de Psicología UDD, entregó unas palabras de bienvenida a la antigua y nueva generación.

“Ustedes son pioneros en un magíster de arte terapia en Sudamérica, y eso les da posibilidad de poder contribuir al desarrollo y conocimiento de esta disciplina. No me cabe duda, que vamos a constituirnos en referentes en la formación y desarrollo de esta disciplina en Sudamérica, y para nosotros, desde la psicología, cada vez es más claro que la disciplina del arte terapia contribuye de una manera mucho más rápida en los cambios psicológicos de las personas”, enfatizó la directora.

También Óscar Mackenney, Vicedecano de la Facultad de Arquitectura y Artes UDD, motivó a los futuros arte terapeutas a dar a conocer de manera más visible los resultados adquiridos en este programa. “Tenemos que traspasarles a los alumnos de pregrado que se puede inventar otro lenguaje, que es positivo y optimista, y que pueden sanar muchas cosas de adentro. Hay que mostrar los resultados que son muchas veces internos, al igual como los hace el arte o la arquitectura en una exposición o galería”.

Finalmente, Daniela Gloger, Directora del MAT, instó a los profesionales a construir, a ejercer con ética y a valorar esta joven disciplina. “Hoy es posible visualizar un número importante de artes terapeutas, los que esperamos lleven sus más soñados y proyectos a cada rincón de Chile, a esos rincones que han visto la necesidad de integrar una nueva forma de entender y de abordar las necesidades específicas de cada persona y cultura en su propio encuentro, en su propio entorno, con sus creencias y sus paisajes”.

Los nuevos “embajadores” de la disciplina

La segunda generación del magíster está compuesta por una variada gama de profesionales, entre ellos psicólogos, artistas visuales y escénicos, diseñadores, educadores, publicistas, terapeutas educacionales, ingenieros comerciales, artistas, asistentes sociales, periodistas, enfermeras y relacionadores públicos, quienes dan reflejo de la importancia que tiene la multidisciplina en la realidad actual.

María José González, licenciada en arte, señala que el principal espera del magíster poder adquirir los conocimientos como una herramienta laboral. “Conocí la disciplina del arte terapia y me gustó mucho cómo funcionaba, el tiempo en que las personas demoraban en recuperarse de algo, y cómo se puede aplicar en diversas áreas como en la educación o en la salud mental”.

Consuelo Pivcevic, diseñadora gráfica, manifiesta que buscó especializarse en una disciplina que le permitiera trabajar con personas directamente, y alejarse del trabajo de diseño que está enfocado en un computador. “Me gustaría poder ayudar a través de la experiencia personal y a través del magíster aprender más técnicas y conocimiento. Quería poder ampliar un poco el trabajar con personas, y siempre me ha gustado el área de la psicología y el arte, entonces se complementaba súper bien para lo que quiero hacer en un futuro”.

Catalina Lastarria, trabajadora social, buscó también una disciplina que tuviera una mezcla entre la psicología y el arte. “Mi expectativa es poder fusionar el trabajo que hoy día realizo con la atención de niños, niñas y familia, e integrarle a esa atención más terapéutica un enfoque a la atención terapéutica tradicional, que es más narrativa, e incluir elementos de expresión que no vaya sólo con el lenguaje, sino más bien con el lenguaje simbólico”.

Conoce más del Magíster en Arte Terapia UDD

Compartir