Conmovedora presentación del Libro “Arte Terapia en la Esperanza” se realizó en la UDD

El compendio refleja la historia de 21 de los beneficiarios de la Corporación La Esperanza, quienes incorporaron el arte como parte de su proceso de rehabilitación y reeducación.

SANTIAGO.- El Arte Terapia es una disciplina pionera en Chile, e incluso sólo en algunos países es considerada como una profesión validada. Sin embargo, actualmente el arte ha tomado una real importancia en la rehabilitación de las personas, demostrando el poder que tiene más allá de lo visual o lo estético.

Debido a la importancia de esta disciplina, la UDD se hizo cargo de la necesidad de especialización e implementó el primer Magíster en Arte Terapia de Chile (MAT), programa impartido de forma conjunta por la Facultad de Arquitectura y Arte, y la Escuela de Postgrado e Investigación de la Facultad de Psicología de nuestra Universidad.

“Muchos hablaban de que no íbamos a tener muchos postulantes o de que íbamos a caer en el estigma de esas carreras que tienen poco campo laboral, y la verdad es que lo único que pudo superar ese vértigo fue la realidad concreta de que el arte terapia existe, sirve y logra rehabilitar”, expresó Pablo Allard, decano de la Facultad de Arquitectura y Arte UDD.

El arte terapia y la rehabilitación

Por su parte, Ana Luisa Jouanne, directora ejecutiva de la fundación, explicó que “en estas páginas los protagonistas de las historias nos regalan su intimidad, dolor y alegría. Ustedes son el testimonio de que la rehabilitación es posible, y en este proceso el arte juega un papel muy importante, ha sido un vehículo para poder sacar todo eso que tenían dentro.”

Asimismo, Daniela Gloger, directora del MAT, ratificó la importancia de esta práctica. “La terapia artística ofrece un área en la que el paciente puede proclamar su identidad y una atmósfera en la que puede ser el mismo. El arte brinda un medio que supone al mismo tiempo una comunicación con los demás y una confrontación con uno mismo”.

Protagonistas y artistas

Tres de los beneficiarios de corporación, presentaron parte de sus vivencias, dando a conocer cómo iniciaron su proceso de rehabilitación en la institución y cómo el arte les ha ayudado en ello.

Rosa tiene 56 años, estuvo consumida en el alcohol durante 17 años, y decidió incorporarse a la institución hace un año.. “La profesora nos hizo ver que el arte nos hacía mostrarnos o hablaba por nosotros, y eso es muy importante, porque hay personas que llegamos tan mal, que no tenemos voces, que no sabemos cómo contar las historias, y en el arte se demuestra mucho de cada uno de nosotros”.

Ricardo , tiene 28 años, y comenzó a consumir marihuana a los 15, agregando posteriormente otras drogas duras. “En la corporación empecé a valorar a las personas y a las familias. Y el taller de arte terapia me sirvió para ver el tema de mis inseguridades (…) me daba cuenta que cada dibujo que hacía me reflejaba algo (…) quiero volver a recuperar a mi familia y volver a ser el que era antes”, contó a los asistentes.

Sergio tiene 44 años, y a los 25 años se sumió en el mundo de la cocaína y la pasta base. Actualmente lleva un año sin consumo y se apronta a estudiar como jefe de obra. “Pude en un pedazo de papel pintar todo lo que estaba mal (…)Yo dibujé un camino con hartas dificultades, ese camino yo quería llegar hasta arriba, pero habían muchos obstáculos que tenía que pasar, y ese era mi tratamiento, mis dificultades”.

La profesora y guía

Los artistas se dirigieron al escenario con una rosa, la cual fue entregada a Magdalena Errázuriz, arte terapeuta y asesora artística del libro, en agradecimiento al trabajo realizado por la profesora con los beneficiarios.

“Este es un espacio que ellos tienen para expresarse libremente a través de los materiales de arte, nunca se les indico qué hacer, y les sugiero que prueben con materiales y es ahí cuando cada uno expresa lo que sienten y sus problemáticas”, afirma Magdalena.

Luego, se procedió a la entrega del libro a los beneficiarios, quienes fueron los protagonistas y artistas de la publicación. Finalmente, con gran alegría y entusiasmo, beneficiarios y autoridades, cantaron el himno de la fundación, como símbolo de agradecer y de pedir perdón.

“A través de este libro hemos descubierto una nueva formar de expresar que es el arte terapia, y por eso hoy estamos muy felices, y no sólo por los artistas, sino porque hemos sido capaces a través del arte terapia de poder incorporar un nuevo elemento, que es esencial en el tema de la reeducación”, concluyó Jaime Orpis, fundador de la corporación.

Al evento también asistieron el secretario ejecutivo del Comité de Donaciones Culturales, Óscar Agüero; la jefa de integración social del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), María Elena Riveros; y su directora regional metropolitana, Johana Olivares.

Para quienes deseen conocer el trabajo de los autores del libro, pueden visitar la exposición en el foyer del Aula Magna de la UDD, sede Las Condes, la cual se encontrará abierta hasta esta semana.

Compartir