Diplomado en Coaching Ontológico graduó a una nueva generación

Santiago.- El diplomado es parte del Programa de Formación de Postgrado en Consultoría y Coaching Organizacional (MCO), el cual permitió a sus alumnos obtener la Certificación como Coach Ontológico otorgada por la Universidad del Desarrollo (UDD) en alianza con la empresa Newfield Consulting.

El coaching ontológico es una disciplina profesional emergente, a través de la cual personas y organizaciones, logran nuevas experiencias de aprendizaje que permiten finalmente que cada individuo se transforme y comience a interpretar la vida de forma distinta, y a responder frente a ella de manera diferente.

Esta nueva práctica, no es posible de lograr sin la intervención de un coach. Es por ello, que la UDD junto a Newfield Consulting, encabezada por el destacado sociólogo Rafael Echeverría, implementaron el Diplomado en Coaching Ontológico (DCO), que tiene por objetivo entregar las herramientas y habilidades necesarias para enfrentar el mundo organizacional de hoy.

La ceremonia de titulación se llevó a cabo en el Aula Magna de la Sede Las Condes UDD, ocasión en la que se graduaron 77 nuevos coaches, de Argentina, Chile, Venezuela y Colombia, en presencia de sus profesores, el consejo de coaching, y autoridades de la Universidad.

En representación de la promoción 2012, Mara Figueroa, dirigió unas cálidas palabras a sus compañeros y maestros. “El coaching ontológico de Newfield Consulting tiene un marco teórico, un método práctico y proceso de acompañamiento profesional y personal, que ha resultado exigente, porque se funda en una ética de la convivencia que yo considero su mayor tesoro. Compartimos el orgullo de ser parte de un proceso que invita a la transformación del mundo en que nos toca vivir a partir de nuestra propia transformación. Compartimos este camino, porque reconoce, restaura y respeta la dignidad de cada ser humano, porque es inclusivo y afecta todos los dominios de la existencia humana”, señaló la recién graduada.

A nombre de la UDD, Teresita Serrano, decana de la Facultad de Psicología de la institución expresó que “un buen coach es primero un profundo conocedor de sí mismo, de sus luces y de sus sombras, y nunca podemos olvidar ello, sólo en la medida que estamos conscientes de nosotros mismos podemos ponernos al servicio de otros y por ello este no es el final del camino, al contrario, es un compromiso de reflexión y aprendizaje continuo, de nunca dejar de verse, mirarse y reconocerse”.

Respecto a la alianza con Newfield Consulting, que cumple nueve años, afirmó que ha sido un pilar muy importante, debido a toda la rigurosidad y desarrollo técnico-científico que está detrás de la propuesta. “Creemos en la metodología y nos encantaría poder replicarla en otros programas, porque tiene una rigurosidad que a nosotros nos ha hecho frente mucho como facultad, yo agradezco que hayan puesto a disposición de nosotros toda este aprendizaje”.

Alicia Pizarro, de Newfield Consulting, expresó que “este acto, es una forma de construir una frontera importante y tiene que ver con cortar la línea, y de alguna manera es poner orden, es decir ‘esto queda atrás’, ‘esto queda adelante’, mirar hacia el futuro y mirar hacia atrás, y decir hasta ‘aquí llega esto’. Hoy es un día muy significativo para decir que este camino llegó hasta acá, con todo lo que hemos hecho en él y empezamos abrir nuevos caminos”.

Durante la ceremonia, Rafael Echeverría, distinguió a un grupo de 15 recién graduados. “Es parte de la ética de Newfield y de la UDD celebrar la excelencia. Creemos en el poder de las distinciones, no quiero desmerecer en nada el trabajo que todo este grupo ha hecho, el esfuerzo y el compromiso, pero entre todos ustedes este grupo de 15 personas se ha distinguido de forma especial. No tenemos nada material que entregarles, pero queremos darle la experiencia del reconocimiento, queremos honrar ese esfuerzo, es parte de lo que creemos”, explicó el sociólogo.

La voz de los egresados

Jorge Sánchez, de la comunidad de Carolina Villamizar de Colombia, manifestó que “realmente a partir del momento que uno empieza a interactuar con el coaching se transforma, le da una mirada diferente a los distintos procesos que uno maneja desde la empresa, siente uno que puede aportar al mejoramiento y rendimiento de las personas. Realmente es un programa que aporta mucho, no solamente a nivel de la empresa, sino que lo transforma a uno como persona, como ser humano y lo ayuda a uno a servir mejor a las personas en la sociedad”.

Julia Machi, comunidad de Alejandra Duhalde de Argentina, se refirió a que el programa en el campo laboral “amplía la posibilidad de acompañar en los procesos de transformación, ya sea a nivel de personas o a nivel de cultura de la empresa, y las herramientas entregadas se adecuan extremadamente bien, y son necesarias a los cambios de hoy día”.

Mónica Patricelli, también de la comunidad de Alejandra, explicó que “tengo a cargo 140 personas en mi trabajo y fui notando el cambio en el proceso que estuve llevando. Nosotros tenemos indicadores de clima organizacional y clima laboral, y desde que estoy en este programa fueron creciendo y mejorando. Es un programa para una transformación de vida, no sólo necesaria, sino esencial para la vida laboral y por sobre todo para la vida personal”.

Compartir