Estudiar en el extranjero: Una experiencia única

A continuación, te presentamos el testimonio de Gabriela Izquierdo, alumno de la promoción 2010, quien en 2011 se adjudicó la beca de Relaciones Internacionales y decidió continuar sus estudios de Psicología en Madrid, España.

Gabriela Izquierdo pasó a 4to año de Psicología en la sede Concepción, y como ella nos cuenta, postuló a la beca de Relaciones Internacionales para irse de intercambio a otra universidad por un “hecho fortuito”. “Cuando entré a estudiar tenía conocimiento de que habían opciones para irse a otro país a seguir con la carrera, pero fue una de mis amigas quien me insistió en que yo cumplía con el perfil para obtener este beneficio”, cuenta Gabriela.

Así comenzó la “aventura” de esta futura psicóloga que optó por seguir sus estudios en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, España. La elección se basó en dos aspectos, el personal y el académico. “Había tenido la oportunidad de viajar a Europa, pero no conocía este país, el que me despierta bastante curiosidad, pero además, nuestros ramos de Psicología se conectan académicamente, en gran medida, por los estudios de especialistas españoles, los que se actualizan y perfeccionan constantemente”, explica esta estudiante.

Existen varios temas que se asocian al intercambio. Uno de ellos, es dónde estudiar, pero otro, y que no es menor, es elegir en qué lugar vivir. A Gabriela se le presentaron dos opciones; la primera, estudiar en una “villa universitaria”, la que se asemeja a un gran campus alejado de la ciudad, y la otra, escoger una casa de estudios en una gran ciudad. Ella optó por esta segunda opción y no se arrepiente, gracias al constante intercambio cultural con cientos de estudiantes que fueron buscando experiencias similares a la de ella.

Gabriela se fue en septiembre de 2011 y regresó en febrero de 2012. En este tiempo, fueron incontables las experiencias que vivió. “La universidad está muy pendiente de nosotros en lo académico. Se preocupa de la convalidación de ramos, entre otras cosas. Pero todo lo que es el ámbito personal, lo tenía que ver yo. Pese a que no fue fácil, creo que fue una de las mejores cosas que me pudo pasar, pues aprendí a valerme por mí misma, buscando un “piso” dónde vivir, pagando cuentas, cocinando y mucho más. Finalmente, un intercambio no sólo te sirve para el desarrollo académico, sino que también para aprender a vivir”, afirma.

Para nadie es fácil llegar a una nueva universidad, ciudad y país, pero Gabriela aconseja que no es para morir en el intento: “al principio, obviamente, cuesta, pero la adaptación se va dando a cada minuto, cada hora, cada día. Sólo hay que tener paciencia y estar abierta conocer y compartir”.

Cambio en el sistema académico

Gabriela nos cuenta que el sistema académico que ella adoptó fue el de tomar diversos ramos, de distintos años y no tener un “curso definido”, lo que le permitió conocer a muchas más personas, dependiendo de cada uno de los programas a los que asistía.

Además, lo que más le llamó la atención fue la diversidad de materias con las que se encontró. “Uno de los ramos que capturó mi interés era Psicología de la Salud, sin duda, un área que en Chile no está explotada y que se enfoca en el trabajo en hospitales o centros médicos, atendiendo a personas con alguna enfermedad terminal”, relata Gabriela.

Beca Relaciones Internacionales

Cada semestre la Dirección de Relaciones Internacionales (DRI) pone a disposición de los alumnos distintas alternativas de financiamiento tanto interno como externo, para que estudiantes UDD puedan costear parte de su intercambio académico en el extranjero y vivir una experiencia internacional durante sus estudios en nuestra Universidad.

El año 2012, el monto total otorgado alcanzó los $50 millones de pesos, los cuales provienen tanto de la DRI como también de universidades socias e instituciones externas, permitiendo que 32 estudiantes UDD de Santiago y Concepción pudieran realizar un intercambio académico por 1 semestre en diferentes partes del mundo.

Compartir